Print | Share | Calendar | Diocesan Locator
|   Go to English versionIN ENGLISH
FOLLOW US  Click to go to Facebook.  Click to go to Twitter.  Click to go to YouTube.   TEXT SIZE Click to make text small. Click for medium-sized text. Click to make text large.  
 

Sugerencias para los liturgistas y los lideres de la oración

 

Durante los meses y semanas antes del día de la elección  (usualmente el primer martes de noviembre), las liturgias eucarísticas y las  oraciones vinculadas a otras actividades de la parroquia brindan la oportunidad  de reflexionar sobre nuestras responsabilidades como “ciudadanos fieles”. El 4  de noviembre de 2012, que es el domingo antes de la elección, es un día  especialmente apropiado para incluir esta reflexión en la Misa y en la homilía siempre  y cuando se la pueda relacionar a las lecturas bíblicas del día. (Ver las  “Notas para la homilía de 4 de noviembre, 2012” en la sección “Parroquias  y escuelas” de www.ciudadanosfieles.org.) También  existen notas para las homilías de 1 de julio, 2 de septiembre, y 30 de  septiembre.

Sin embargo, si los feligreses van a tomar decisiones  bien pensadas tendrán que considerar, mucho antes del 4 de noviembre, cómo es  que los valores de su fe influenciarán las decisiones que tomarán como  votantes. Es importante integrar el mensaje de Ciudadanos fieles de dejar guiarnos por nuestra fe en el terreno público  en las oraciones y liturgias a lo largo del año.

Abajo damos algunas sugerencias para su consideración  al preparar las liturgias eucarísticas y demás oraciones sobre el tema de la  responsabilidad cívica. Cuando sea apropiado, se puede enfatizar este tema en  los siguientes momentos de la Misa.

  • En  los comentarios iniciales al principio de la Misa
  • En la  selección del prefacio
  • En  las intercesiones generales
  • En la  homilía
  • En  los anuncios después de la comunión

Oraciones del Sacramentario

Las siguientes oraciones se enfocan en nuestro deber  cívico y en el bienestar de nuestra ciudad, estado, y nación así como también  en nuestros líderes.  Estas pueden  utilizarse en las Misas a lo largo de la semana, cuando el calendario litúrgico  lo permita. Algunas de estas oraciones pueden adaptarse para ser usadas fuera  de la Misa. Cuando los preceptos lo permitan, estas oraciones pueden usarse con  alguna de las Oraciones eucarísticas para Misas celebradas en diversas ocasiones y necesidades varias.

  • Misa  por el Día de la Independencia y otras celebraciones cívicas (p. 1156)
  • Misa  por el Congreso (p. 900)
  • Misa  por el Presidente (p. 900)
  • Misa  por la nación, (estado,) o ciudad (p. 899)
  • Misa  por el progreso de los pueblos (p. 901)
  • Misa  por aquellos que sirven en cargos públicos (p. 813)
  • Misa  por la paz y la justicia (p. 902)

Prefacios

  • Día  de la Independencia y otras celebraciones cívicas I (p. 536)
  • Día  de la Independencia y otras celebraciones cívicas II (p. 538)
  • Domingos  del tiempo ordinario I—El misterio pascual y el pueblo de Dios (p. 430)
  • Domingos  del tiempo ordinario II—El misterio de la salvación (p. 432)

Bendiciones solemnes

  • Domingos  del tiempo ordinario III—La salvación del hombre por María (p. 434) 
  • Domingos  del tiempo ordinario V—La creación (p. 438)                                           

Oraciones para los pueblos

  • Número  7 (p. 580)
  • Número  9 (p. 580)

Modelo de intercesiones generales

Las siguientes intercesiones pueden usarse,  periódicamente, a lo largo del año.

Por el pueblo de Estados Unidos, para que unidos  construyamos una sociedad en la cual cada persona pueda vivir con dignidad y  esperanza, oremos al Señor. . .

Por la Iglesia, para que seamos testimonios del amor  de Cristo al practicar la caridad y al fomentar la justicia y la paz alrededor  del mundo, oremos al Señor. . .

Por los católicos de nuestra nación, para que los  valores de nuestra fe nos sirvan de guía cuando ejerzamos nuestra  responsabilidad como votantes, oremos al Señor. . .

Por los miembros de esta comunidad, para que  encontremos la manera de ayudar a construir un mundo más respetuoso de la vida  y la dignidad humana, oremos al Señor. . .

Por aquellos que han sido electos a cargos públicos,  para que nos guíen con valor y  sabiduría  reflejando la enseñanza de la Iglesia que el análisis moral de nuestra sociedad  se basa en cómo tratamos al pobre, al débil, y al vulnerable, oremos al Señor.  . .

Por todos los ciudadanos de Estados Unidos, para que  nuestra participación en las próximas elecciones nos lleve a un mundo más justo  y pacífico, oremos al Señor.

Por aquellos que sufren a causa de la pobreza y de  injusticias, para que nuestras decisiones en este año electoral nos lleven a  establecer políticas y programas que los ayude a vivir con dignidad, oremos al  Señor. . .

Por los feligreses que han sido elegidos para ejercer  cargos públicos, para que utilicen sus oficios para proteger a la criatura por nacer  y fomentar la dignidad del pobre y del vulnerable, oremos al Señor. . .

Por la tierra, para que el Espíritu de Dios inspire a  los líderes de nuestra nación a proteger a toda Su creación, oremos al Señor. .  .

Por todos los trabajadores del mundo, especialmente  por los niños que trabajan muchas horas por poca paga, para que todos busquemos  la forma de fomentar la equidad, la justicia, y la dignidad en sus vidas,  oremos al Señor. . .

Por todos los líderes del mundo, para que encuentren  la manera de poner fin a toda guerra y toda forma de violencia y promuevan la  paz y el desarrollo de todas las naciones, oremos al Señor. . .

Anuncios

Los siguientes anuncios pueden hacerse al final de la  Misa o colocarse en el boletín. (Ver también las citas para el boletín en Ciudadanos fieles que se incluye en  la página Web). Éstas se pueden usar a lo largo  del año para ayudar a los feligreses a prepararse para las elecciones.

Domingo, 21 de octubre de 2012

Recientemente,  los obispos de Estados Unidos publicaron una declaración sobre la importancia  de incluir los valores de nuestra fe en las decisiones que tomemos en nuestra  vida pública. En su declaración Ciudadanos  fieles, los obispos hacen un llamado a “un tipo diferente de participación  política: una formada por las convicciones morales de conciencias bien formadas  y enfocado en la dignidad de cada ser humano, la búsqueda del bien común y la  protección de los débiles y vulnerables” (núm. 14).  Al prepararse para  las próximas elecciones, por favor piensen en cómo los valores de su fe los  puede ayudar a tomar decisiones.

            —Comité Administrativo de los Obispos  Católicos de Estados Unidos,
  Formando la conciencia para ser  ciudadanos fieles (núm.  14)

Para mayor información sobre Ciudadanos fieles, entren a www.ciudadanosfieles.org.

 

Domingo, 28 de octubre de 2012

Las  próximas elecciones ofrecen una valiosa oportunidad a todos los católicos para pensar  en cómo podrían aplicarse los mensajes de las Escrituras y la enseñanza católica  a los asuntos prioritarios de nuestra sociedad. Los obispos católicos de  Estados Unidos urgen a los católicos a que reconozcan las dimensiones morales y  éticas de estos asuntos y que “vayan más allá de la política partidista, que  analicen las promesas de las campañas con un ojo crítico y que escojan sus  dirigentes políticos según su principio, no su afiliación política o el interés  propio” (Vivir  el Evangelio de la vida, núm. 34). Exhortamos a todos los feligreses a que se informen bien sobre los  asuntos principales y que salgan a votar. Si desean más información sobre la  enseñanza católica respecto a nuestras responsabilidades cívicas, por favor,  lean el boletín de esta semana *--o—por favor, llamen a (nombre de la persona  apropiada y el número de teléfono de la parroquia) o visiten www.ciudadanosfieles.org.**

 

Domingo, 4 de noviembre de 2012

"En  la tradición católica, la ciudadanía responsable es una virtud; la participación  en el proceso político es una obligación moral”, según nos dicen los obispos  católicos de Estados Unidos (Ciudadanos  fieles, núm. 13). Exhortamos a todos los feligreses calificados a que  participen en las elecciones el próximo martes. Las Escrituras y la enseñanza  social católica son unas guías importantes para nuestras decisiones sobre los  asuntos y los candidatos.  Los exhortamos  a que se informen bien sobre los asuntos y cómo se les ha aplicado la enseñanza  católica  y a analizar las posiciones que  han tomado los candidatos a la luz de la enseñanza católica. Si desean mayor  información sobre la enseñanza católica respecto a nuestras responsabilidades cívicas,  por favor vean el boletín de esta semana, * --o—por favor llamen a (nombre de  la persona apropiada y el número de teléfono de la parroquia) o visiten www.ciudadanosfieles.org.**

*           Para  los anuncios desde el púlpito.
**         Para  los anuncios que se colocarán en el boletín.

 

Lecturas bíblicas

Dt 24:17-22    
Za  7:9-10        
Lc 10:25-37
Jer 22:16         
Mt  25:31-46    
Stgo 2:14-17
Lc  4:18                                   

Oración general

Amado y bondadoso Dios, permite que tu Espíritu nos  acompañe el día de hoy. Escucha nuestra plegaria, y acrecienta en nosotros el  deseo de ser seguidores de tu Hijo, Jesús. Ayúdanos a recurrir a los recursos  de nuestra fe al hacer uso de las oportunidades que nos ofrece nuestra  democracia para moldear una sociedad más respetuosa de la vida, la dignidad y  los derechos de la persona humana, especialmente del pobre y del vulnerable. Te  lo pedimos por Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del  Espíritu Santo, un Dios por los siglos de los siglos, Amén.

Citas de la enseñanza social católica

El deber inmediato de actuar en favor de un orden  justo en la sociedad es más bien propio de los fieles laicos. Como ciudadanos  del Estado, están llamados a participar en primera persona en la vida pública.  Por tanto, no pueden eximirse de la “multiforme y variada acción económica,  social, legislativa, administrativa y cultural, destinada a promover orgánica e  institucionalmente el bien común”. La misión de los fieles es, por  tanto, configurar rectamente la vida social, respetando su legítima autonomía y  cooperando con los otros ciudadanos según las respectivas competencias y bajo  su propia responsabilidad.  Aunque las  manifestaciones de la caridad eclesial nunca pueden confundirse con la  actividad del Estado, sigue siendo verdad que la caridad debe animar toda la  existencia de los fieles laicos y, por tanto, su actividad política, vivida  como “caridad social”.

—Papa Benedicto XVI, El Amor Cristiano (Deus Caritas  Est), núm. 29

Para el pueblo cristiano de América, la conversión al  Evangelio significa revisar “todos los ambientes y dimensiones de su vida,  especialmente todo lo que pertenece al orden social y a la obtención del bien  común”.  Especialmente, va a ser  necesario “atender a la creciente conciencia social de la dignidad de cada  persona y, por ello, hay que fomentar en la comunidad la solicitud por la  obligación de participar en la acción política según el Evangelio”.

—Papa Juan Pablo II, La Iglesia en América (Ecclesia  in America), núm. 27

También debe mostrarse que una conciencia cristiana  bien formada no le permite a uno votar por ningún programa político o ninguna  ley particular que contradiga el contenido fundamental de la fe y la moral. La  fe cristiana es una unidad integral y, por lo tanto, no seria coherente aislar  algún elemento en particular en detrimento de toda la doctrina católica. Un  compromiso político hacia un sólo aspecto aislado de la doctrina social de la  iglesia no extingue nuestra responsabilidad hacia el bien común.

--Congregación para la Doctrina de la Fe, nota doctrinal  sobre algunas preguntas relacionadas a la participación de los católicos en la  vida política (núm. 4)

En  la Tradición católica, el ser ciudadano fiel es una virtud y la participación  en la vida política es una obligación moral. Esta obligación tiene sus raíces  en nuestro compromiso bautismal de seguir a Jesucristo y dar un testimonio  cristiano mediante todo lo que hacemos. Como nos recuerda el Catecismo de la  Iglesia Católica: “Es necesario  que  todos participen, cada uno según el lugar que ocupa y el papel que desempeña,  en  promover  el bien común. Este deber es inherente a la dignidad de la persona humana… Los  ciudadanos deben cuando sea posible tomar parte activa en la vida pública”  (núms.  1913-1915).

—Comité Administrativo de los Obispos  Católicos de Estados Unidos, Formando la conciencia para ser  ciudadanos fieles: Llamado de los  obispos católicos de Estados Unidos a la responsabilidad política, núm. 13

Esta  declaración pone de relieve el papel de la Iglesia en la formación de la  conciencia y la responsabilidad moral que le corresponde a cada católico de  escuchar, recibir y actuar según la doctrina de la Iglesia en la tarea de por  vida que es la formación de su propia conciencia. Con esta base los católicos  están mejor equipados para evaluar posturas políticas, los programas de los  partidos políticos y las promesas y acciones de los candidatos a la luz del  Evangelio y la doctrina moral y social de la Iglesia para ayudar a construir un  mundo mejor.

—Comité Administrativo de los Obispos  Católicos de Estados Unidos, Formando la conciencia para ser  ciudadanos fieles: Llamado de los  obispos católicos de Estados Unidos a la responsabilidad política, núm. 5

Materiales adicionales

 



By accepting this message, you will be leaving the website of the United States Conference of Catholic Bishops. This link is provided solely for the user's convenience. By providing this link, the United States Conference of Catholic Bishops assumes no responsibility for, nor does it necessarily endorse, the website, its content, or sponsoring organizations.

cancel  continue