Print | Share | Calendar | Diocesan Locator
|   Go to English versionIN ENGLISH
FOLLOW US  Click to go to Facebook.  Click to go to Twitter.  Click to go to YouTube.   TEXT SIZE Click to make text small. Click for medium-sized text. Click to make text large.  
 

Propuesta De HHS Falta Satisfacer Las Preocupaciones De La Iglesia; Obispos Esperan Abordar Temas Con La Administracion

 
February 7, 2013

Obispos esperan encontrar soluciones aceptables a las deficiencias
Preocupación que a caridades de primer rango se les continúe dando estatus de segunda-clase

Busca clarificación de plan de financiamiento confuso
 

WASHINGTON—El Aviso de Reglamentación Propuesta emitido el 1 de febrero por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos en relación al Patient Protection and Affordable Care Act (PPACA) muestra algún movimiento por parte de la Administración pero aún falta abordar las preocupaciones de los obispos de los Estados Unidos.

"Durante el año pasado, se nos ha asegurado por la Administración que no tendremos que referir, pagar por, o negociar por la cobertura exigida. Continuamos dispuestos a encontrar soluciones aceptables—afirmaremos cualquier proceso genuino que se haga, y redoblaremos nuestros esfuerzos para sobrepasar obstáculos o contratiempos", dijo el Cardenal Timothy Dolan de Nueva York, presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, en una declaración emitida el 7 de Febrero. "Así, damos la bienvenida y tomaremos seriamente la invitación de la Administración a presentar nuestras preocupaciones a través de comentarios formales, y lo haremos con la esperanza de que pueda encontrarse una solución aceptable que respete la conciencia de todos. A la vez, continuaremos unidos con nuestros hermanos obispos, instituciones religiosas, y ciudadanos individuales que buscan enmiendas en las cortes mientras sea necesario."

Él mencionó tres áreas importantes de preocupación: el estrecho entendimiento de un ministerio religioso; persuadir a ministerios de la iglesia a proveer fondos para servicios como anticonceptivos, incluso medicamentos abortivos, y esterilizaciones que violan las enseñanzas católicas; y no respetar los derechos de conciencia de dueños de negocios. Estas son las mismas preocupaciones abordadas por el Comité Administrativo de USCCB en su declaración de Marzo del 2012, Unidos por la Libertad Religiosa.

El Cardenal Dolan dijo que la nueva propuesta parece abordar una parte de las preocupaciones de la iglesia sobre la definición de un ministerio de la iglesia pero enfatizó que "la propuesta de laAdministración mantiene su distinción inexacta entre los ministerios religiosos."

"Parece ofrecer un estatus de segunda clase a nuestras instituciones católicas de primera clase del cuidado de salud, de educación católica y organizaciones caritativas católicas. HHS ofrece lo que llama una 'concesión' en vez de aceptar la realidad de que estos ministerios son parte integral de nuestra iglesia y merecen la misma exención que nuestras iglesias católicas."

El Cardenal Dolan resaltó los problemas con la propuesta "concesión."

"Parece que el gobierno requeriría que todos los empleados en nuestros ministerios "bajo la concesión" tengan cobertura ilícita—ellos no podrían excluirse, ni siquiera excluir a sus hijos—bajo una póliza separada," dijo.

También hizo notar que "debido a los espacios en las regulaciones propuestas, aún no está claro que tan directamente estas pólizas separadas serian financiadas por ministerios que se oponen y exactamente qué papel jugarían esos ministerios en hacer arreglos para esas pólizas separadas. Así, que continua la posibilidad de que los ministerios aun puedan ser forzados a financiar y facilitar esas actividades moralmente ilícitas."

El Cardenal Dolan también dijo que la propuesta se reúsa a reconocer los derechos de conciencia de dueños de negocios quienes operan sus negocios de acuerdo a su fe y sus valores morales.

"En obediencia a nuestra herencia Judeo-Cristiana, hemos enseñado consistentemente a nuestra gente a vivir sus vidas durante la semana de manera que reflejen las mismas creencias que ellos proclaman el día del Sabbat," dijo el Cardenal Dolan. "No podemos abandonarlos ahora a que sean forzados a transgredir sus moralmente bien informadas conciencias."

La declaración esta adjunta.

---

Etiquetas: Cardenal Timothy Dolan, Salud y Servicios Humanos, Patient Protection and Affordable care Act, PPACA, Católico, anticonceptivos, Ella, esterilizacion

# # # # #

13-037
HispDD, HispAllMedia

Declaración del Cardenal Timothy Dolan en Respuesta a la Propuesta de HHS del 1 de Febrero

Por casi cien años, los obispos Católicos de los Estados Unidos han trabajado fuertemente para apoyar el derecho de que cada persona tenga cuidados de salud asequible, accesible, completo y que afirme la vida. Mientras continuamos haciéndolo, nuestros valores inmutables continúan siendo los mismos. Promovemos la protección de la dignidad de toda la vida humana y los derechos innatos que fluyen de esta, incluso el derecho a la vida desde la concepción hasta la muerte natural; el cuidado de mujeres y niños, de los más pobres entre nosotros, y de los indocumentados; el derecho de la Iglesia a definirse por sí misma, sus ministerios, y sus ministros; y la libertad de conciencia.

El viernes pasado la Administración emitió un Aviso de Reglamentación Propuesta (NPRM) en relación al mandato de HHS que provee cobertura por esterilización y anticonceptivos, incluso medicamentos que podrían causar abortos. La Administración indica que ha escuchado algunas preocupaciones previamente expresadas y que está abierta al dialogo.Con el anuncio del NPRM, la Administración busca ofrecer una respuesta a temas serios que han sido abordados durante el año pasado.Esperamos trabajar con la Administración, y todas las ramas y niveles del gobierno, para continuar abordando los serios temas que continúan.Nuestros esfuerzos requerirán un análisis adicional y minucioso.Sólo de esta manera podemos asegurar de la mejor manera que el cuidado de salud para cada mujer, hombre y niño es alcanzado sin dañar nuestra primera y más preciada libertad.

Evaluando la acción del viernes en relación al Mandato de HHS, nuestra referencia continua siendo la declaración de nuestro Comité Administrativo realizada el pasado Marzo, Unidos por la Libertad Religiosa, y afirmada por el cuerpo entero de obispos en Junio 2012.

En esa declaración expresamos primeramente nuestra preocupación por la "excesivamente estrecha" definición de cuatro partes del mandato sobre "empleador religioso," una que deja exentas a nuestras casas de oración, pero que deja "nuestros grandes ministerios de servicio a nuestros vecinos, es decir, al pobre, al indigente, al enfermo, los estudiantes en nuestras escuelas y universidades, y otros en necesidad" sujetos al mandato. Esto creó una 'segunda clase' de ciudadanía en nuestra comunidad religiosa," "debilitando condiciones saludables [de la ley federal] de respeto generoso hacia la libertad religiosa y la diversidad." Y la exención efectuó esta distinción al requerir "entre otras cosas,[que los empleadores] deben contratar y servir primordialmente a quienes comparten su misma fe.

El viernes, la Administración propuso abandonar las primeras tres partes de la prueba de cuatro partes. Esto podría abordar la última de las preocupaciones mencionadas pero parece no abordar el resto. La propuesta de la Administración mantiene su distinción inexacta entre los ministerios religiosos. Parece ofrecer un estatus de segunda clase a nuestras instituciones católicas de primera clase del cuidado de salud, de educación católica y organizaciones caritativas católicas. HHS ofrece lo que llama una ‘concesión’ en vez de aceptar la realidad de que estos ministerios son parte integral de nuestra iglesia y merecen la misma exención que nuestras iglesias católicas. Y finalmente, parece eliminar algo que teníamos previamente—la habilidad de un empleador exento (como una diócesis) a extender su cobertura a empleados de un ministerio fuera de la exención.

Segundo, Juntos por la Libertad Religiosa explicó que los ministerios religiosos no consideraron que los "empleadores religiosos" sufrirían la consecuencia severa de "ser forzados por el gobierno a infringir sus propias enseñanzas entre sus propias instituciones."Después del viernes, parece que el gobierno exigiría a todos los empleados en nuestros ministerios "bajo la concesión" a tener la cobertura ilícita—ellos no podrían excluirse (opt-out), ni siquiera excluir a sus hijos—bajo una póliza separada. En parte debido a los espacios en las regulaciones propuestas, aún no está claro que tan directamente estas pólizas separadas serian financiadas por ministerios que se oponen y exactamente qué papel jugarían esos ministerios en hacer arreglos para esas pólizas separadas. Así, que continua la posibilidad de que los ministerios aun puedan ser forzados a financiar y facilitar esas actividades moralmente ilícitas. Aquí, también, continuaremos analizando la propuesta y abogando por cambios al reglamento final que refleje estas preocupaciones.

Tercero, los obispos explicaron que el "mandato de HHS crea aún una tercera clase, aquellos que no tienen protecciones de conciencia del todo: individuos que, en sus vidas cotidianas, constantemente buscan actuar de acuerdo con su fe y valores morales."Esto incluye a empleadores que subsidian y patrocinan la cobertura, aseguradoras, y beneficiarios que pagan sus pólizas individualmente.La acción del viernes confirma que HHS no tiene intención de proveer una exención o concesión del todo para esta "tercera clase." En obediencia a nuestra herencia Judeo-Cristiana, hemos enseñado consistentemente a nuestra gente a vivir sus vidas durante la semana de manera que reflejen las mismas creencias que ellos proclaman el día del Sabbat.No podemos abandonarlos ahora a que sean forzados a transgredir sus moralmente bien informadas conciencias."

Porque lo que está en juego es muy importante, no cesaremos de nuestro esfuerzo por asegurar que el cuidado de salud para todos no signifique libertad para pocos.Durante el año pasado, se nos ha asegurado por la Administración que no tendremos que referir, pagar por, o negociar por la cobertura exigida. Continuamos entusiastas de que la administración cumplirá esa promesa y encontrará soluciones aceptables—afirmaremos cualquier progreso genuino que se haga, y redoblaremos los esfuerzos para sobrepasar obstáculos o contratiempos.Así, damos la bienvenida y tomamos seriamente la invitación de la Administración a presentar nuestras preocupaciones a través de comentarios formales, y lo haremos con la esperanza de que pueda encontrarse una solución aceptable que respete la conciencia de todos.A la vez, continuaremos unidos con nuestros hermanos obispos, instituciones religiosas, y ciudadanos individuales que buscan enmiendas en las cortes mientras sea necesario.

Cardenal Timothy Dolan de Nueva York
Febrero 7, 2013

# # # # #

MEDIA CONTACT ONLY:
Norma Montenegro-Flynn
O: 202-541-3202



By accepting this message, you will be leaving the website of the United States Conference of Catholic Bishops. This link is provided solely for the user's convenience. By providing this link, the United States Conference of Catholic Bishops assumes no responsibility for, nor does it necessarily endorse, the website, its content, or sponsoring organizations.

cancel  continue