FOLLOW US  Click to go to Facebook.  Click to go to Twitter.  Click to go to YouTube.   TEXT SIZE Click to make text small. Click for medium-sized text. Click to make text large.  
 

Como católicos, debemos superar las divisiones partidistas en las cuestiones migratorias, dice el Presidente del Comité para Migraciones del USCCB

 
September 14, 2016

WASHINGTON—El Obispo Eusebio Elizondo, obispo auxiliar de Seattle y Presidente del Comité para Migraciones, emitió la siguiente declaración:

El 19 de septiembre, la Asamblea General de las Naciones Unidas convocará por primera vez una reunión cumbre de Jefes de Estado y de funcionarios gubernamentales con el fin de discutir los grandes movimientos de refugiados e inmigrantes que está ocurriendo hoy en el mundo. El evento destacará la necesidad de lograr una responsabilidad compartida de parte de la comunidad internacional para hacerle frente a las crisis relacionadas a la inmigración que hoy vemos en el mundo. Esto les brinda a los obispos una oportunidad para volver a traer atención a sus siempre presentes enseñanzas sobre inmigración, las cuales están enraizadas en el mensaje de acogida del Evangelio y fundamentadas en la enseñanza social católica.

El Papa Francisco, de pie ante el Congreso de los Estados Unidos hizo un llamado a todos los estadounidenses diciendo, "busquemos para los demás las mismas posibilidades que deseamos para nosotros. Acompañemos el crecimiento de los otros como queremos ser acompañados. En definitiva: queremos seguridad, demos seguridad; queremos vida, demos vida; queremos oportunidades, brindemos oportunidades". Sus palabras son premonitorias a nuestra situación actual, en la que nos encontramos inmersos en un ambiente que pone al descubierto las divisiones y los desacuerdos que socavan la solidaridad y una auténtica comunidad. Como católicos, estamos llamados a superar las divisiones partidistas que nos separan y a enfocarnos en las enseñanzas morales de la Iglesia que nos ayudarán a construir una entusiasta plaza pública.

Los obispos católicos de los Estados Unidos reconocen la responsabilidad de las naciones para controlar sus fronteras. El mantener unos procedimientos seguros y confiables que manejen eficazmente el flujo de personas que ingresa a los Estados Unidos es un componente importante de nuestro sistema migratorio. Adicionalmente, seguiremos subrayando el derecho de las personas a emigrar quienes, en sus países de origen, no han podido encontrar los medios para mantenerse a sí mismas y a sus familias, o quienes están huyendo de la persecución y de la violencia. Las naciones soberanas deben encontrar la manera de dar cabida a este derecho.

Pero no es suficiente que acojamos a los inmigrantes en nuestras comunidades. Los líderes políticos y religiosos de esta gran nación deben trabajar con los líderes de los demás países para ayudar a crear las condiciones para que, en primer lugar, la gente no se sienta obligada a emigrar. Debemos promover el bien común en todo lugar para que las personas en todas las naciones puedan vivir una vida en donde su dignidad humana esté protegida. Debemos generar una cultura que le dé prioridad a la unidad de la familia y que rechace las situaciones donde las familias estén forzadas a separarse porque las oportunidades económicas no están disponibles en los lugares en donde ellas viven. Debemos buscar un mundo en donde toda persona tenga acceso a las oportunidades económicas, políticas y sociales para vivir con libertad y con dignidad y alcanzar una vida plena haciendo uso de los dones que Dios les dio.  
---
Etiquetas: Conferencia de Obispos Católicos de EEUU, USCCB, Obispo Eusebio Elizondo, migración, Comité sobre Migración, humanitaria, refugiados, migrantes, enseñanza social católica, Congreso, Papa Francisco, Naciones Unidas  
# # #
CONTACTO PARA LOS MEDIOS:
Norma Montenegro Flynn
O: 202-541-3200

 




By accepting this message, you will be leaving the website of the United States Conference of Catholic Bishops. This link is provided solely for the user's convenience. By providing this link, the United States Conference of Catholic Bishops assumes no responsibility for, nor does it necessarily endorse, the website, its content, or sponsoring organizations.

cancel  continue