Print | Share | Calendar | Diocesan Locator
|   Go to English versionIN ENGLISH
FOLLOW US  Click to go to Facebook.  Click to go to Twitter.  Click to go to YouTube.   TEXT SIZE Click to make text small. Click for medium-sized text. Click to make text large.  
Pocket Gospels Contest Shareable Photo 3
 

Seis preguntas sobre la traducción de Pro Multis

 

(del the Newsletter de noviembre de 2006– © 2008 USCCB)

  1. ¿Qué significa la decisión sobre la traducción de pro multis?
    Luego de haber consultado con las Conferencias Episcopales en todo el mundo, el Santo Padre ha decidido que la traducción de qui pro vobis et pro multis effundétur in remissiónem peccatórum, actualmente traducida como “que será derramada por vosotros y por todos los hombres para el perdón de los pecados”, se cambia eventualmente a “que será derramada por ustedes y por muchos para el perdón de los pecados.”
  2. ¿ Deberán los sacerdotes hacer este cambio de inmediato?
    De ninguna manera. No se hará cambio alguno hasta que la nueva traducción del Misal Romano haya sido aprobada por los obispos y confirmada por la Santa Sede.  Los obispos de los Estados Unidos determinarán la fecha en que este cambio entrará en vigor.  Se anunciarán con tiempo.
  3. ¿Por qué el Santo Padre optó por traducir pro multis como por muchos y no como por todos?
    “Por muchos” es una traducción más cercana a la frase latina pro multis que la traducción actual.
  4. ¿Acaso son inválidas las Misas que han utilizado “por todos”?
    De ninguna manera. “No existe duda alguna en relación a la validez de las Misas celebradas utilizando la fórmula aprobada debidamente que contiene una fórmula equilavente a ‘por todos’” 1 En su carta en la que anunció el cambio, el Cardenal Arinze aclara que “la fórmula ‘por todos’ correspondería indudablemente a una interpretación exacta de la intención del Señor expresada en el texto.” 2
  5. ¿Significa esto que Cristo no murió por todos?
    No.  Es una enseñanza dogmática de la Iglesia que Cristo murió en la Cruz por todos los hombres y mujeres (cf. Juan 11:52; 2 Corintios 5:14-15; Tito 2:11; 1 Juan 2:2).
  6. ¿Entonces por qué las palabras de institución en latín dicen pro multis?
    Las palabras de institución en latín dicen que Cristo derramó su sangre pro multis en el mismo sentido en que los Evangelios sinópticos utilizan este término, como en las narraciones de la Ultima Cena en los Evangelios de Mateo y Marcos:

    Tomó luego una copa, y dadas las gracias, se la dio diciendo: “Bebed de ella todos, porque ésta es mi sangre de la Alianza, que es derramada por muchos para perdón de los pecados”. 3 Tomó luego una copa y dadas las gracias, se la dio y bebieron todos de ella. Y les dijo: Ésta es mi sangre de la alianza, que es derramada por muchos”. 4

“La expresión ‘por muchos’, mientras que se mantiene abierta a la inclusión de cada persona humana, refleja también el hecho que esta salvación no ocurre en una forma mecánica sin la participación o  voluntad propia de cada persona; más bien, se invita al creyente a aceptar en la fe el don que se ofrece y a recibir la vida sobrenatural que se da a aquellos que participan en este misterio y a vivir así su vida para que sean contados entre los “muchos” a quienes se refiere el texto”. 5


NOTAS DE PIE DE PÁGINA

1

 (Traducción libre) Carta circular del Cardenal Francis Arinze a los presidentes de las Conferencias Episcopales, fechada 17 de octubre de 2006 (Prot. no. 467/05/L), citando el documento de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Declaratio de sensu tribuendo adprobationi versionum formularum sacramentalium, 25 de enero de 1974, AAS 66 [1974], 661.
2 (Traducción libre) Carta circular del Cardenal Francis Arinze a los presidentes de las Conferencias Episcopales, fechada 17 de octubre de 2006 (Prot. no. 467/05/L).
3 Mateo 26:28 (La Biblia de Jerusalén).
4 Marcos 14:24 (La Biblia de Jerusalén).
5 (Traducción libre) Carta circular del Cardenal Francis Arinze a los presidentes de las Conferencias Episcopales, fechada 17 de octubre de 2006 (Prot. no. 467/05/L).

 



By accepting this message, you will be leaving the website of the United States Conference of Catholic Bishops. This link is provided solely for the user's convenience. By providing this link, the United States Conference of Catholic Bishops assumes no responsibility for, nor does it necessarily endorse, the website, its content, or sponsoring organizations.

cancel  continue