FOLLOW US  Click to go to Facebook.  Click to go to Twitter.  Click to go to YouTube.   TEXT SIZE Click to make text small. Click for medium-sized text. Click to make text large.  
 

Foro Asuntos de Vida: ¿Cabina de votación o banco de la iglesia?

 

Mary McClusky

21 de octubre de 2016

Recientemente asistí a reuniones donde familiares expresaron dos actitudes muy diferentes sobre cómo vivir nuestra fe católica en una época incierta. Una de mis familiares expresó desesperación y angustia por nuestra cultura al acercarnos vertiginosamente a los resultados del día de la elección. Temía que los ataques a la vida de quienes todavía no nacieron, al matrimonio, a la libertad religiosa y a la dignidad de las mujeres empeorarían si los votantes eligieran a la persona equivocada. La otra familiar dedicó tiempo a disfrutar de sus nietos, agradecerme a mí y a mi esposo por nuestra labor pro vida y a compartir que su fe la motiva cada mañana a ir en su auto a la misa para rezar.

Ambas mujeres saben la importancia de permitir que su fe guíe e inspire las decisiones en sus vidas. Ambas saben que es vital que nuestra fe nos acompañe a la cabina de votación en nuestros esfuerzos por ponerles un fin al aborto, al suicidio asistido y a la eutanasia, y por proteger a las mujeres, niños y familias. Sin embargo, una demostró cómo la oración, el agradecimiento y la alegría ofrecen esperanzas a una cultura que cambia.

¿Ponemos nuestra fe, esperanza y confianza principalmente en resultados de la cabina de votación o en lo que el Señor nos susurra en el banco de la iglesia?

Ha sido un tiempo difícil y muchas divisiones para nuestro país. Mientras luchamos por unirnos y buscar soluciones a una amplia gama de cuestiones, considere centrarse no en el 8 de noviembre sino en el 8 de diciembre, la fiesta de la Inmaculada Concepción de María. La devoción de San Juan Pablo II a nuestra Santa Madre lo inspiró a buscar la ayuda de Jesús por medio de su intercesión. Que su devoción inspire a hombres y mujeres a acudir a ella como el ejemplo perfecto de fidelidad, fortaleza y valentía en todas las cosas. Esta devoción también es apropiada ya que los obispos de EE. UU. declararon a María la Patrona de Estados Unidos de América bajo el título de la Inmaculada Concepción.

Recuerde también que María, bajo el título de Nuestra Señora de Guadalupe, ayudó a sanar el sufrimiento del pueblo mexicano y a convertir a millones a la fe católica. Si María puede lograr la conversión de toda una nación, considere lo poderosa que es su ayuda para convertir a quienes promueven u ofrecen abortos de modo que abandonen la industria del aborto y busquen la infinita misericordia y el abrazo sanador del Señor.

¿Todavía no está convencido del poder de la oración? Observe cómo la dedicación e insistencia de las campañas de oración en el lugar han sido vitales para ayudar a cerrar Planned Parenthood y otras clínicas de abortos en todo el país.

En la Jornada Mundial de la Paz de 1997, San Juan Pablo II dijo: "No olvidemos nunca que todo pasa y que sólo lo eterno puede colmar el corazón". Más allá de los resultados de la elección, Jesucristo siempre es nuestra salvación y fuente de esperanza. Aunque seamos ciudadanos fieles, podemos ponernos de rodillas y rezar, volver los ojos hacia la cruz y fijar la mirada en Jesús, permitiéndole llenar nuestros corazones de fe, esperanza y amor. Y, como nuestra Señora, siempre recordemos confiar en el plan de Dios para nuestro país y ser una luz para todos los que cruzan nuestro camino.


Mary McClusky es directora adjunta del Desarrollo del Ministerio del Proyecto Raquel en el Secretariado de Actividades Pro-Vida de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos. Para recibir ayuda confidencial después de un aborto, visite www.esperanzaposaborto.org o www.hopeafterabortion.com.  




By accepting this message, you will be leaving the website of the United States Conference of Catholic Bishops. This link is provided solely for the user's convenience. By providing this link, the United States Conference of Catholic Bishops assumes no responsibility for, nor does it necessarily endorse, the website, its content, or sponsoring organizations.

cancel  continue