FOLLOW US  Click to go to Facebook.  Click to go to Twitter.  Click to go to YouTube.   TEXT SIZE Click to make text small. Click for medium-sized text. Click to make text large.  
 

FORO ASUNTOS DE VIDA: La oposición: oportunidad para el encuentro

 

Chelsy Gomez

3 de Noviembre de 2017

En el Evangelio según san Mateo, los fariseos le preguntan a Jesús si es legítimo pagar el impuesto del censo al César; pero los fariseos realmente no están interesados en Su respuesta. Más bien, su objetivo es atrapar a Jesús con la pregunta. Saben que un simple sí o no violaría ya sea la ley romana o la judía e intentan usar este conocimiento para beneficio de ellos.

Mientras los votantes en muchos estados se preparan para regresar a las urnas, recordamos la carrera presidencial del año pasado, que tuvo un tono particularmente desastroso y fue probablemente uno de los tiempos de campaña más divisorio. No es un secreto que el clima político aún debe mejorar, y muchos argumentan que la división incluso ha alcanzado otra magnitud.

Ya sea por vía de comentarios en nuestros medios sociales, incluso noticiosos televisivos o expertos de la radio, todos somos testigos de un clima político y cultural que de manera similar hace preguntas, no con fines de un entendimiento mutuo, sino para atrapar e incluso destruir a una persona o un grupo. Solo tenemos que leer la sección de comentarios de cualquier publicación en Internet para ver que el diálogo y el debate se han convertido en poco menos que insultos, acusaciones y rechazo.

Como nación, estamos seguramente haciendo frente a muchas cuestiones críticas que tienen el potencial de cambiar drásticamente nuestra sociedad, en especial en lo que respecta a la protección y defensa de la vida humana, los derechos de conciencia y la libertad religiosa. Aunque siempre debemos permanecer firmes en nuestra oposición a estas amenazas contra estos derechos, nunca hemos de olvidar la dignidad innata de esas personas que se oponen a nosotros o no están de acuerdo. Cuando entramos en estas discusiones y debates, como nuestra fe nos llama a actuar, debemos dar el ejemplo de cómo desafiar estas posturas y argumentaciones siempre manteniendo la dignidad del otro.

Si "ganamos" un debate a expensas de la dignidad del otro, ya hemos perdido.

El Papa Emérito Benedicto XVI resalta: "No se comienza a ser cristiano por una decisión ética o una gran idea, sino por el encuentro con un acontecimiento, con una Persona, que da un nuevo horizonte a la vida y, con ello, una orientación decisiva" (Deus caritas est, 1). Porque hemos encontrado a Jesús, sabemos quiénes somos y a dónde vamos. Sabemos que estamos llamados a compartir el don que hemos recibido y, como Jesús nos enseña, a amar y rezar por nuestros enemigos.

Cuando los fariseos preguntan a Jesús sobre el impuesto del censo, Él responde: "Devuelvan, pues, al César las cosas del César, y a Dios lo que corresponde a Dios". La respuesta no elude simplemente la trampa de los interrogadores, pero como dijo recientemente mi párroco, sirve como una invitación a la reflexión. Jesús da una respuesta que los fariseos pueden contemplar en su interior, lo mismo que nosotros.

Por ser cristianos, nuestra misión definitiva es la salvación de las almas, y el alma de la persona que se opone a nosotros es tan valiosa como la del hijo en el seno materno. Por consiguiente, que la manera en la que nos dirijamos y hablemos sobre los que se oponen a nuestros esfuerzos sea para ellos una invitación a la reflexión. Por medio de una comunicación amorosa y respetuosa, que otros logren encontrar a Él que es la Verdad.



Chelsy Gomez es Asociada de programas para el Secretariado de Actividades Pro-Vida de la Conferencia de obispos católicos de los EE. UU. Para más información sobre las actividades pro vida de los obispos, visite www.usccb.org/prolife.


 



By accepting this message, you will be leaving the website of the United States Conference of Catholic Bishops. This link is provided solely for the user's convenience. By providing this link, the United States Conference of Catholic Bishops assumes no responsibility for, nor does it necessarily endorse, the website, its content, or sponsoring organizations.

cancel  continue