COMITÉ DOCTRINAL SALUDA CLARIFICACIÓN DEL VATICANO SOBRE ORDENACIONES, ALABA LABOR DE MUJERES EN LA IGLESIA

July 15, 2010 By Public Affairs Office

WASHINGTON—El Arzobispo Donald W. Wuerl de Washington, presidente del Comité sobre Doctrina de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB), respondió a una clarificación del Vaticano que eleva el intento de ordenación de mujeres a la categoría de “delitos más graves” (delicta graviora), los cuales han de ser referidos siempre a la Santa Sede.

El Arzobispo Wuerl realizó sus comentarios el 15 de julio en rueda de prensa. El texto de su declaración se ofrece a continuación.

Damos la bienvenida a la clarificación por parte del Vaticano sobre la seriedad con la que se deben tomar las ofensas contra el Sacramento de las Ordenes Sagradas.

Los siete sacramentos son parte integral y seña de identidad de la Iglesia Católica y de la vida de fe de cada católico. Falsificar cualquier sacramento sería algo atroz. La Iglesia Católica, mediante su constante y prolongada enseñanza mantiene que la ordenación ha estado, desde el principio, reservada a los varones, un hecho que no puede cambiar a pesar de que cambien los tiempos.

Todos los católicos están llamados al servicio cristiano. Las mujeres han respondido con extraordinaria generosidad. Históricamente, las mujeres han jugado un papel esencial en la vida de la Iglesia. Eso es cierto especialmente a través de su trabajo voluntario en parroquias, su servicio profesional y su pertenencia a comunidades religiosas, movimientos laicos y otras organizaciones donde prestan servicio en una variedad de áreas tales como el cuidado de la salud y la educación.

Hoy día, las mujeres prestan servicio en posiciones de liderazgo en la Iglesia a todos los niveles. Las mujeres ocupan cerca de la mitad de posiciones administrativas y profesionales en las diócesis—hecho que se compara favorablemente al de la fuerza laboral estadounidense en su conjunto. Las mujeres también ocupan cerca de una cuarta parte de las posiciones diocesanas más altas, tales como canciller, superintendente de escuelas o jefe de finanzas. Aproximadamente el 80 por ciento de ministros laicos en las parroquias son mujeres.

La gratitud de la Iglesia hacia las mujeres no puede ser expresada suficientemente. Las mujeres ofrecen una visión única, habilidades creativas y generosidad sin límites desde el corazón mismo de la Iglesia Católica. Su actividad y participación determinante explica mucho de lo que hace a la Iglesia Católica la poderosa fuerza para el bien y la santidad que ésta es.

Antecedentes: El Papa Juan Pablo II reafirmó la enseñanza de que la Iglesia Católica no tiene autoridad para ordenar mujeres en la carta apostólica de 1994 Ordinatio Sacerdotalis: http://www.vatican.va/holy_father/john_paul_ii/apost_letters/documents/hf_jp-ii_apl_22051994_ordinatio-sacerdotalis_sp.html
Los obispos estadounidenses ofrecieron un respuesta pastoral al asunto de la ordenación de mujeres en 1998: old.usccb.org/comm/archives/1998/98-210a.shtml
---
Etiquetas: ordenación de mujeres, excomulgamiento, delitos eclesiales, Conferencia de Obispos de Estados Unidos, Santa Sede, Vaticano, doctrina, Arzobispo Donald Wuerl