Declaracion Del Dia Del Trabajo Dice Respeto Renovado Por Trabajadores Es Esencial Para Economia Renovada

August 13, 2012 By Public Affairs Office

WASHINGTON—Las personas de fe se unen aquienes han sido afectados y deben buscar una renovación económica que haga alos trabajadores y sus familias un asunto central, según indica la declaraciónsobre el Día del Trabajo del Comité de Justicia Nacional y Desarrollo Humano dela Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB).

"Millonesde estadounidenses sufren por desempleo, por subempleos, o porque viven enpobreza mientras sus necesidades básicas muy frecuentemente no sonatendidas.Esto representa una seriafalla económica y moral para nuestra nación," indico el presidente del comité,el Obispo Stephen E. Blaire de Stockton, California, en la declaración, Poner el trabajo y a los trabajadores al centrode la vida economía.

ElObispo Blaire resaltó los 12 millones de personas oficialmente sin empleos, ymillones mas que están subempleados o que han desistido de buscar un trabajo,10 millones de familias "trabajadoras de bajos recursos", y 46 millones depersonas, incluyendo 16 millones de niños, que viven en pobreza como unamuestra de la quebrantada economía. Monseñor citó las palabras del PapaBenedicto XVI, quien dijo que la pobreza frecuentemente resulta "de quebrantarla dignidad del trabajo humano", ya sea por falta de oportunidades de empleo ocomo dijo el Papa Juan Pablo II, "porque se subestima el trabajo y los derechosque surgen de él".

Segúnel Obispo Blaire, el "terrible costo humano" de una economía quebrantada incluyea trabajadores explotados o maltratados, salarios estancados o en decrecientes,y presión en las familias en crisis.Como resultado, "muchos empleados luchan por salarios justos, seguridadlaboral, y que sus voces sean escuchadas en los asuntos de la economía, pero nopueden comprar los productos que fabrican, vacacionar en los hoteles quelimpian, o comer los alimentos que cultivan, preparan o sirven".

"Unaeconomía que permite este tipo de explotación y abuso requiere nuestra atencióny acción", señaló Monseñor Blaire.Tambiénhizo notar el trabajo de los obispos para proveer esperanza y ayuda atrabajadores explotados a través de programas como los del Servicio de Migracióny Refugiados de USCCB y la Campaña Católica por el Desarrollo Humano, peroindicó que "cada individuo e institución" en la sociedad—negocios, gobierno,sindicatos, e instituciones privadas—deberían colaborar para apoyar a lostrabajadores y crear una economía "que sirve al individuo y no a la inversa".

"EsteDía del Trabajo, millones de trabajadores y sus familias tendránnecesidadesurgentes e ineludibles",concluyó el obispo. "Les pido que se unan a mi en oración especial por ellos ypor todos los trabajadores, especialmente quienes están desempleados y luchandopor vivir dignamente.Nuestro Dios guiea nuestra nación en la creación de políticas económicas mas justas que honrenla dignidad del trabajo y los derechos de los trabajadores".

Lacopia completa en español de la Declaración por el Día del Trabajo puedeencontrarse en:www.usccb.org/issues-and-action/human-life-and-dignity/labor-employment/declaracion-del-dia-del-trabajo-2012.cfm yeningles en: www.usccb.org/issues-and-action/human-life-and-dignity/labor-employment/labor-day-statement-2012.cfm

---

Etiquetas:Obispo Stephen E. Blaire, Papa Benedicto XVI, Papa Juan Pablo II, Conferenciade Obispos Católicos de Estados Unidos, USCCB, Obispos, Comité de JusticiaNacional y Desarrollo Humano, pobreza, desempleo, explotación, trafico humano,niños, CCHD, Servicios de Migración y Refugiados, Caritas in Veritate, sindicatos, gobierno, negocios

# # # # #

MEDIA CONTACT ONLY:Norma Montenegro-FlynnO: 202-541-3202Email