Presidente del Comité sobre Migración de la USCCB solicita a funcionarios electos y a todos los estadounidenses trabajar juntos para acoger a los refugiados e inmigrantes sin sacrificar nuestros valo

November 11, 2016 By Public Affairs Office

WASHINGTON—El obispo Eusebio Elizondo, obispo auxiliar de Seattle, y presidente del Comité sobre Migración de la Conferencia de Obispos Católicos de los EE.UU. (USCCB) emitió la siguiente declaración felicitando al presidente electo Donald J. Trump por su elección y la necesidad de continuar protegiendo la dignidad inherente de los refugiados y los migrantes.

A continuación la declaración completa.

Obispo Eusebio Elizondo, Obispo Auxiliar de of Seattle
Presidente, Comité sobre Migracion, Conferencia de Obispos Católicos de los EE.UU
.

Primero, deseamos felicitar al presidente electo Donald J. Trump y apoyarlo en todos los esfuerzos para trabajar juntos a fin de promover el bien común, especialmente, aquellos que protejan a los más vulnerables entre nosotros. Yo, personalmente, prometo mis oraciones por el señor Trump, por todos los funcionarios electos y por aquellos que trabajarán en la nueva administración. Les ofrezco unas palabras especiales a las familias de los migrantes y refugiados que viven en los Estados Unidos: les aseguro nuestra solidaridad y nuestro constante acompañamiento mientras trabajan por una vida mejor.

Nosotros creemos que la unidad familiar es la piedra angular de la sociedad, por tanto, es vital proteger la integridad de la familia. Por esta razón, recordemos que detrás de toda "estadística" hay una persona que es madre, padre, hijo, hija, hermana o hermano y que tiene su dignidad como hijo o hija de Dios. Oremos para que, al iniciar su función de liderar a nuestro país, esta administración reconozca las contribuciones de los refugiados y de los inmigrantes para la prosperidad y bienestar general de nuestra nación. Nosotros trabajaremos para promover unas políticas humanitarias que protejan la inherente dignidad de los refugiados y los inmigrantes, que mantengan unidas a las familias y que honren y respeten las leyes de esta nación.

Parte de nuestra identidad como católicos es servir y acoger a las personas que huyen de la violencia y del conflicto en varias partes del mundo. La Iglesia continuará con esta tradición que salva muchas vidas. Hoy, con más de 65 millones de personas que están siendo desplazadas forzosamente de sus hogares, la necesidad de acoger a los refugiados y de ofrecerles una liberación de la persecución es más imperiosa que nunca y nuestras 80 diócesis en todo el país están deseosas de continuar con este maravilloso acto de acompañamiento nacido de nuestra

fe cristiana. Estamos dispuestos a trabajar con una nueva administración para seguir garantizando que los refugiados sean acogidos humanamente sin sacrificar nuestra seguridad o nuestros valores fundamentales como estadounidenses. El deber de acoger y de proteger a los recién llegados, especialmente a los refugiados, es parte integral de nuestra misión para ayudar a nuestros vecinos necesitados.

Oramos por el presidente electo Trump y por todos los líderes en la vida pública para que ellos asuman con gracia y con valentía las responsabilidades que se les ha confiado. Que todos nosotros, como católicos y como estadounidenses, permanezcamos como una nación en solidaridad con las personas necesitadas y como un pueblo hospitalario que trate a los demás como quisiera ser tratado.
---

Etiquetas: USCCB, Obispo Eusebio Elizondo, Donald J. Trump, migrantes, refugiados, inmigración, Comité sobre Migración, Conferencia de Obispos Católicos de los EE.UU.


# # #

MEDIA CONTACT:
Norma Montenegro Flynn
O: 202-541-3200