Mensaje del presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos y respuesta al mensaje por video del papa Francisco durante la Semana Nacional de la Migración, 8-15 de enero

January 12, 2017 By Public Affairs Office
WASHINGTON—La siguiente declaración ha sido emitida por el cardenal Daniel N. DiNardo, de Galveston-Houston, presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB, por sus siglas en inglés) en apoyo al mensaje por video del papa Francisco emitido durante la Semana Nacional de la Migración. La Semana Nacional de la Migración es una oportunidad para reconocer las contribuciones de inmigrantes, refugiados, migrantes y sobrevivientes de la trata de personas en nuestras comunidades, así como para resaltar el trabajo de la Iglesia en el servicio y acompañamiento a los recién llegados. El tema de la Semana Nacional de la Migración 2017 llama la atención sobre el llamado del papa Francisco a crear una cultura de encuentro. Hoy, al final de una misa como parte de las celebraciones por la Semana Nacional de la Migración, la Arquidiócesis de Los Ángeles reprodujo el mensaje por video. El mensaje del Papa Francisco esta disponible en el minute 56 del video en: www.facebook.com/NOELDIAZESNE


La declaración del cardenal DiNardo es la siguiente:
Esta semana, tanto en las grandes catedrales como en las pequeñas iglesias parroquiales de todo el país, las personas de fe están celebrando la Semana Nacional de la Migración orando y compartiendo. Esta mañana en Los Ángeles, el papa Francisco se sumó a esa oración con un mensaje especial por video. Fue un excelente recordatorio de cómo la Iglesia universal nos congrega, sin importar nuestra posición en la vida, como un solo cuerpo en Cristo.
En los días y semanas que vienen, habrá un intenso debate sobre la reforma migratoria y la política de refugiados. En última instancia, la pregunta es esta: ¿Tratará nuestra nación a todos los migrantes y refugiados, con independencia de su origen nacional o religión, de una manera que respete su dignidad inherente como hijos de Dios? El papa Francisco nos recuerda que todos somos iguales ante Dios. En igual medida, necesitamos y podemos recibir la gran misericordia de Dios. Esto es lo que nos hace hermanos y hermanas, sin importar cómo escojamos dividirnos.  
Lograr "una sola nación bajo Dios" no siempre ha sido fácil, pero cada periodo anterior de inmigración ha fortalecido en última instancia nuestra sociedad. Aquellos que buscan hacernos daño deben ser mantenidos fuera de nuestras costas, pero aquellos que huyen de la persecución necesitados de esperanza y dispuestos a ayudarnos a construir un mejor Estados Unidos deben ser bienvenidos. No debemos hundirnos en la oscuridad del aislamiento. Una reforma migratoria integral y una política humanitaria de refugiados son igualmente necesarias y posibles. Aunamos nuestra voz con el Santo Padre y la Iglesia universal en un permanente testimonio del amor que nos une, orando por la fortaleza para resistir el miedo que nos divide.---Palabras clave: Papa Francisco, Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, USCCB, Semana Nacional de la Migración, Los Ángeles, mensaje papal por video, una sola nación bajo Dios, misericordia, inmigración, refugiados, reforma migratoria integral, trata de personas, política humanitaria de refugiados, oración, unidad.
# # #CONTACTO CON LOS MEDIOS:Norma Montenegro Flynn202-541-3202
17-007 Spanish