FOLLOW US  Click to go to Facebook.  Click to go to Twitter.  Click to go to YouTube.   TEXT SIZE Click to make text small. Click for medium-sized text. Click to make text large.  
 

Colecta nacional anual brinda apoyo muy necesario para religiosos jubilados y ancianos

 
November 19, 2019

WASHINGTON—Durante más de 30 años, la colecta para el Fondo de Jubilación de Religiosos ha sido coordinada por la Oficina Nacional para la Jubilación de Religiosos (NRRO, por sus siglas en inglés) que se realizará en las diócesis católicas a discreción del obispo local. Este año, la colecta anual se llevará a cabo el fin de semana de diciembre 7-8.

Para beneficiar a unas 30 mil hermanas, hermanos y sacerdotes de órdenes religiosas católicas los obispos católicos de Estados Unidos lanzaron el Fondo para la Jubilación de Religiosos para ayudarlos a aliviar la escasez de fondos de jubilación entre las comunidades religiosas de este país. La recaudación se distribuye a las comunidades religiosas elegibles para asistirlos con los gastos de jubilación y de atención geriátrica. Aproximadamente el 94% de los fondos se destina a ayudar a los religiosos de edad avanzada.

Históricamente las hermanas, hermanos y sacerdotes de órdenes religiosas católicas, que se conocen colectivamente como religiosas y religiosos, desempeñaron sus ministerios a cambio de estipendios muy bajos. Todo el excedente de los ingresos se invertía en sus ministerios que incluyen escuelas católicas y hospitales. Como resultado, cientos de comunidades religiosas carecen de ahorros suficientes de jubilación para cuidar a los miembros de edad avanzada de sus comunidades.

Los datos demográficos de la mayoría de las comunidades religiosas cambiaron en los últimos años por lo cual los miembros jubilados superan en número a los más jóvenes. En 2018, el 72 por ciento de las congregaciones que enviaron sus datos a la NRRO tenían un promedio de 70 años o más. Una edad promedio superior trae aparejados una reducción en los ingresos, debido a menor cantidad de miembros que cobran salarios, y un costo mayor de atención médica. El costo total de la atención médica para unos 30 mil religiosos de más de 70 años supera actualmente $1 mil millones anuales.

“Los hermanos, hermanas y sacerdotes de órdenes religiosas que han dedicado su vida a la Iglesia por medio de su ministerio en nuestras parroquias, escuelas y organizaciones de salud necesitan cuidado médico en su jubilación”, dijo la hermana de la Presentación Stephanie Still, directora ejecutiva de la NRRO. “Cada año, nosotros los católicos de toda la nación nos unimos en oración el fin de semana de la colecta del Fondo para la Jubilación de Religiosos con el fin de honrar el trabajo realizado por hermanas, hermanos y sacerdotes de órdenes religiosas. Somos bendecidos por innumerables colaboradores que comparten nuestra visión de asegurar que todos los religiosos puedan gozar de una jubilación segura y modesta”.

La colecta de 2018 recaudó casi $27.7 millones y 360 congregaciones religiosas de todo el mundo recibieron ayuda financiera. Las congregaciones pueden usar la financiación para los gastos inmediatos como recetas médicas o cuidados de enfermería. También pueden invertir para las necesidades futuras de jubilación y atención médica de sus comunidades religiosas respectivas. Asimismo, los ingresos de la colecta anual permiten a la NRRO brindar recursos educativos y consultivos que ayudan a las congregaciones a mejorar la atención y a planificar para las necesidades de retiro a largo plazo.

Visite www.retiredreligious.org para más información.

---
Palabras claves: Oficina Nacional de Jubilación para Religiosos, NRRO, jubilación, los obispos de EE. UU., cuidado de ancianos, hermana Stephanie Still, USCCB, Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos, Colecta Nacional

###

Contactos de Prensa:
Chieko Noguchi o Miguel Guilarte
202-541-3200

 




By accepting this message, you will be leaving the website of the United States Conference of Catholic Bishops. This link is provided solely for the user's convenience. By providing this link, the United States Conference of Catholic Bishops assumes no responsibility for, nor does it necessarily endorse, the website, its content, or sponsoring organizations.

cancel  continue